Saltar al contenido

Breve diccionario de términos vascos

En la dialéctica política diaria a menudo encontramos una, en ocasiones pretendida, confusión de términos políticos y geográficos. En el inmenso océano de los elementos a nominalizar mezclamos sistemáticamente términos de localizaciones geográficas y entidades políticas con los que designamos nuestro propio país.

No seré el primero y el último que haya mezclado y confundido términos que de por sí pertenecen a distintos ámbitos en el medio de la refriega de una acalorada discusión.

Sirva este artículo para ordenarlos bajo mi perspectiva, darles forma y porque no, para mostrar un corpus unívoco claro en el discurso político vasco, un discurso históricamente riguroso, e incontestable, que haga de cimientos del relato de nuestra nación de los vascos.

Manejamos en general muchos términos, al abrir Twitter encuentras que en la discusión uno habla de Euskalherria y otro de Euskadi creyendo ambos referirse a la misma cosa, otros términos son mezclados como Euskadi, Euzkadi, Navarra, Vasconia, Nabarra, Nafarroa, Vascongadas, Euskalherria, Ultrapuertos, Merindades, Bajanavarra, Iparralde, provincias, comunidad foral, forales, na(z|c)ionalistas, etc… en los que primero hay que diferenciar que son términos estrictamente culturales y cuáles términos políticos y que es que representa cada uno de ellos:

 

Euskalherria
Euskal herria es un término cultural, designa al pueblo Eusko, el pueblo del Euskera, implica cultura, no puede ser delimitado en mapas por mucho que se pinten mapas de 7 provincias por doquier. No hay un mapa de Euskalherria lo mismo que no hay un mapa de germania, porque Germania como concepto cultural es un término variable sujeto a las migraciones.

Euskalherria existe en Estados Unidos, y en la EuskalEtxea de Roma o Madrid, existía en el Ezcaray del siglo XVI y existe allí donde la cultura y el idioma vasco son presentes, sus menciones históricas son culturales y no políticas, así en 1643 Pedro de Aguerre y Azpilikueta (Pedro de Axular) escribe “ceren anhitz moldez eta differentqui minçaten baitira euskalherrian: Naffarroa garayan, naffarroa beheran, çuberoan, lapurdin, bizcayan, guipizcoan, alava-herrian eta bertçe anhitz leccutan.”, como dice “y en otros muchos lugares” esos lugares que ni siquiera se digna a mencionar también son Euskalherria.

Euskalherria no ha sido un estado, ni una nación, Euskalherria es como hablar de Germania, que era la suma de pueblos de cultura germana, o de Celtia o del pueblo Quechua o Aimara que en sí no es político e incluso antes de la llegada de los Europeos formaban diferentes entes políticos.
Los escandinavos son un pueblo dividido en 3 estados como podían haberlo estado en cuatro o en uno, Escandinavia es a esos efectos una Euskalherria.

Euskadi – Euzkadi
Euzkadi es un neologismo creado por Sabino Arana y utilizado desde septiembre de 1896, define en su forma política los territorios de Álava, Bizkaia, Gipuzkoa, Navarra, Bajanavarra, Lapurdi y Zuberoa, aunque Arana en sus comienzos entendía el término político con un gran grado de etnicismo, algo común en su época, designa una entidad política al uso.

El nacionalismo vasco nace de las cenizas de 3 guerras carlistas que trataron de mantener el estatus previo de los territorio vascos, tras las cuales se retiró la condición de reino a Navarra en 1841 y la condición de provincia exentas a Bizkaia, Álava y Gipuzkoa y dio lugar al primer concierto económico vasco en 1876.

Ese tan discutido por algunos concierto económico y tan valorado por otros no fue sino una imposición, una más, un armisticio del ganador a los vencidos.

El gran problema del nacionalismo vasco en su devenir histórico y su asunción por diversos grupos sociales ha sido como fue creado, no contenía la rigurosidad histórica ni se asentaba en instituciones comunes y previas sino que rompía con todo y todo lo creaba.

Para Arana, el componente etnicista era vital, cuando las naciones modernas no tienen un componente étnico, no habrá una docena de familias en ningún lugar de Europa que puedan asegurar pertenecer a una etnia en concreto, la mezcla de la mezcla de la mezcla es lo que hoy en día tomamos por étnicamente puro, cualesquiera de los soldados romanos, árabes o germanos que asolaron o pasearon por Pamplona dejaron sin duda su semilla en épocas donde las violaciones eran comunes en los actos de guerra y momentos de paz.

El primer nacionalismo vasco no desarrollo, no entendió que ya hace siglos el pueblo vasco encontró acomodo en una realidad política, el reyno de Navarra, cercenada y mutilada por Castilla, luego España, durante siglos. No dirigió el vasquismo hacia el común y natural ente político del pueblo vasco, hacia lo que hubiese sido una reclamación internacional de la mutilación y desaparición de un reino a manos de otro, hacia aquello que hubiese sido un clamor en Navarra y entendido en el resto de territorios.

Hoy en día Euzkadi, es la comunidad autónoma vasca, la CAV, Vascongadas, Euskadi.

Este punto solo tiene una ventaja, que lo conocemos y que nos posibilita orientar el nabarrismo con B, luego lo tratamos.

 

Navarra
Denominada oficialmente Comunidad Foral de Navarra, es una comunidad foral y provincia española situada entre Aragón y Euskadi. Es hoy un entidad política dependiente y subyugada a el tribunal constitucional, que emana de la constitución española y que carece de toda soberanía la cual pertenece en el último término al conjunto de los ciudadanos del estado.

Su gobierno e instituciones sólo existen bajo el amparo de la constitución y sus gobernantes desde Noviembre de 2016 pueden ser destituidos si desobedecen sus resoluciones.

Básicamente lo que vengo a describir es, que lo que tenemos, es un sucedáneo Español del mismo nombre del original Navarro, es decir que a golpe de fusil, decreto y bayoneta, cuando no amenaza velada, cárcel y campañas en los medios, se ha conseguido convertir un reino exento, soberano e independiente en 1512 a un virreinato, que al menos mantenía sus instituciones, y hoy, en esta España “democrática” a un sucedáneo de mal sabor, amargo y de peor textura que no es sino otra cosa con el mismo nombre.

Es el cuadro de una nación rendida donde parte de sus representantes luchan con denuedo por devolverle la dignidad, y otra parte de ellos practican la hipocresía y la ignominia en la continua busca del mantenimiento de sus posiciones y su españolismo antipatriota nabarro.

Bañados en su nacionalismo español opaco y obtuso no saben que hace tiempo que fueron desnudados de su soberanía y solo son útiles mientras rían las gracias al poder y que cuando abandonan las aguas de la falsa opulencia española, frente al mundo, van desnudos y no son nada…. si también los vascos podemos ser tan ruines….

Aún con esto, es la herramienta que tenemos si no queremos entrar en un plano de confrontación con España, mientras ellos se pelean por las migajas de su corrupción política podemos al menos reconstruir la nación Nabarra desde abajo.

 

Nabarra
Es el referente político del pueblo vasco, es la meta de cuantos movimientos sociales y políticos se den cita entre nosotros, es y será el resultado de la conjunción de fuerzas y sobretodo de la voluntad de crear algo mejor, más justo y más próspero que el referente del estado español en el que vivimos.

Las naciones no son, ni han sido una conjunción de etnias, sino en los estadios primigenios del hombre, tampoco una conjunción en torno a una fe, ni a una persona, las naciones puede ser todo lo diversas que requieran, todo lo variables, todo lo políglotas que se requiera, pero siempre hay una razón mayor que cualquiera de estas para unirlas y mantenerlas unidas, y no es otra que la voluntad, es por eso que Suiza es una nación con 4 idiomas y unos cuantos grupos étnicos.

Nabarra con B es la Navarra que no está subyugada a el estado español, es un estado soberano, exento, propio, fruto de la voluntad de sus habitantes, vascos riberos, vascos de la montaña, del gran Bilbao, de la rioja Alavesa y de la Sakana y el roncal, de un estado que renace para dar lo mejor de sí al mundo, para tener su siglo de oro, para deslumbrar al mundo como Shakespeare predijo.

Nabarra sólo puede existir en una relación “inter pares” con España, la restauración foral plena y la comunión en Nabarra de los territorios vascos dominados por España solo puede ser posible bajo su existencia reconocida de algún modo internacionalmente.

Esa Nabarra con B, no es una provincia foral o no foral, es foral porque el fuero es la constitución de Nabarra y su fuero es la ley que garantizó derechos y deberes siglos antes de que los españoles trajeran los suyos.

 

Navarrismo con v
Esta corriente de pensamiento no es sino la utilización de una entidad política de forma hipócrita y obscena para cobijar un nacionalismo español ramplón y antinabarro, sería posible que en Bizkaia unos cuantos nacionalistas españoles se dedicasen a remover algo parecido a un vizcainismo si la unión de los territorios vascos está cercana, sería tan posible y el resultado tan similar al del navarrismo que sin tapujos ni medias tintas sabemos que ambos no son sino el producto de jugar con la hipocresía para ocultar el verdadero fin de un nacionalismo español hipócrita.

Dentro de unos años tendremos navarristas, vizcainistas y alavistas que con argumentos variados y variopintos, en su mayoría falsos o manipulados buscarán justificar su nacionalismo español contándonos la primera memez que lean o el primer argumento falaz que escuchen en alguna radio española.

El día que los vizcainistas salgan a dar la nota con su españolismo de salón, es cuando los navarros que aún no se hayan dado cuenta, descubrirán cuál es el verdadero cariz de ese navarrismo, ese dia los navarristas y los vizcainistas pasarán por alto todos los señores de Bizkaia de origen Navarro o toda referencia que les haga contra y reinventarán un relato infantil a la medida de sus intereses, repetido por los medios al servicio del poder una y mil veces.

El navarrismo práctica una ridícula exposición de ideas y banalidades, con interesados lapsos históricos y medias verdades construyen un relato de reyes y reinas, de felices pactos y uniones de champán y puro entre una feliz España y una aún más feliz Navarra.

Cuando desarmas su ridiculez te citan historiadores del siglo XIX o personajes subvencionados por Franco o muy habitualmente una página web de algún nacionalista español acérrimo. En una ocasión me dirigieron a una página web de un tipo tan inculto que creía que la frase de Blas de Lezo tan susodicha de “Dile a mis hijos que morí como un buen vasco, armado y defendiendo la integridad de España y del Imperio…” la dijo el mismo Blas de Lezo, cuando no es sino una frase de una novela de ficción, llegaremos a ver al españolismo jugar con frases de guiones de Hollywood creanme.

Al navarrismo le molesta Nabarra, le molesta casi que exista, que quede algo de ella, todo sería más sencillo en una especie de Soria, donde pudiesen manejar a sus anchas sus negocios e intereses, molesta que Navarra sea vasca, quizá les moleste hasta tener apellidos vascos, y que vayan a Madrid y crea alguien que son vascos, cuando les gusta ser Navarros con v de vendidos a España.

Nabarrismo con B
El nabarrismo con B es la corriente de pensamiento que es consciente y que facilita que más gente lo sea, de que Nabarra es una nación, la nación de los vascos, del pueblo vasco, un pueblo diverso, bilingüe y plural con la voluntad unívoca de mantener su independencia jurídica y económica de una España que trata desde hace siglos de asimilar y subyugar las libertades históricas del pueblo vasco.

Al nabarrismo no le molesta Nabarra, ni la euskaldun ni la erdaldun. Cree, creemos, que la lengua vasca es un derecho vivo e inalienable de todos los ciudadanos y que asegurados los derechos de todos creamos un lugar mejor para vivir.

Creemos que recuperar la dignidad política de Nabarra es una meta posible y necesaria, que dotarnos de elementos de soberanía que nos permitan definir un ámbito de decisión pleno, con respecto a nuestras decisiones y deseos no es sino ser rigurosos a la historia de un nación soberana que ha ido poco a poco siendo cercenada.

El nabarrismo no entiende de separaciones, tan Nabarra es Bilbao como Tudela u Oion, tan Nabarro es aquel al que Castilla subyugo antes o después, porque aquellos que subyugaron dejaron de ser navarros pero continuaron siendo vascos, en un claro fin de debilitar al reino de Nabarra.

Hay un paralelismo que me gusta describir: el océano y la playa… hemos vivido hermanos Nabarros un incensante subir de la marea donde a cada ola, a cada ataque a la soberanía, se produce un retirada que nunca deja una extensión de playa igual a la original sino que ola a ola, el océano, gana terreno a la playa que terminará por desaparecer, pero ha llegado el momento en que sabemos que las mareas no son eternas y que esa marea que cercena Nabarra empezará a bajar, a despejar nuestra playa de libertades y que cuando lo hará, solo depende de nosotros.

Vasconia
Es un término histórico que define unos territorios cambiantes en tamaño y distribución, en gran medida al norte de los pirineos y que podría ser en un futuro la natural evolución de Nabarra en un estadio donde otros territorios de la Vasconia histórica pudieran formar parte de este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *