Saltar al contenido

No es mi selección

Hace ya algún tiempo, varios años decidí que iba a comenzar una protesta pacífica contra la injusticia de que los ciudadanos forales, si, nosotros los vascos, no podamos representarnos a nosotros mismos internacionalmente en competiciones deportivas, parece ridículo pero los vascones que nombraba Estrabón en el siglo 0, no tenemos en el siglo XXI aún posibilidad de competir por/para nosotros mismos, obviamente las mas pacificas de las protestas comienzan con no encender el televisor en el tan publicitado evento de turno.

Al final en el fondo de las actuaciones que sobre el deporte se llevan a cabo para promocionar o denegar a unos deportistas su deseo de representar a un grupo de población determinado, llámese el pueblo vasco, no es otro que el miedo, si, el miedo, a que el pueblo tenga representaciones diferentes a las oficiales y obligatorias.

Todos los años vivimos el circo de los partidos amistosos de la Euskal selekzioa, esta bien, es bonito y es un gesto, pero no pasa de ahí, si algún día te has alegrado de que la Euskal gane un partido o juegue, entonces deberías protestar pacíficamente porque para que la otra selección exista, la española, parece que necesita de la NO existencia de las demás.

Como decía este comportamiento de negación que no es mas que una muestra de miedo, se intenta justificar en legalidades internacionales que por supuesto están llenas de excepciones de todo tipo pues en la FIFA hay nada mas y nada menos que 21 federaciones deportivas sin estado que compiten a nivel internacional.

Según la ley española claro, las federaciones vascas son de plena legitimidad mientras no exista la federación española del mismo deporte, el españolismo en un casposismo táctico pero muy efectivo ha llegado a crear federaciones de pelota vasca, surf o sokatira despues de que existiesen las federaciones vascas de estos deportes solo con el objetivo de que la legalidad internacional de las federaciones vascas fuese disuelta. Ahora lo mas curioso es que los “pelotaris” de Navarra C.F. juegan con España contra los “pelotaris” de Bajanavarra que juegan con Francia, francamente gracioso.

El españolismo es el campeón absoluto en la utilización de los deportistas y ha tramado una inexpugnable entramado legal junto sus federaciones deportivas para que o “juegas con España o estas acabado”, los deportistas son los menos culpables de esta historia y en su desarrollo profesional se someten salvo muy contadas excepciones a la máxima, obedece o desaparece.

Observo con tristeza la estúpida discusión de si la selección española de fútbol debe jugar en San Mames, por supuesto que no, no debe contar con el beneplacito de las instituciones vascas quien de forma reiterada, anula, boicotea y pisotea las aspiraciones de los vascos de representarse a si mismos, NO debemos caer en el buenísimo de pensar que no tenemos derecho o creernos el cuento de que debes ser reconocido como nación para competir como selección, NO es verdad, es una cuestión de voluntad que los gobiernos de España no están dispuestos a tener.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *