Saltar al contenido

Once mitos nacionalistas (españoles) sobre navarra desmontados

Saludos

Escribo este artículo como respuesta a otro existente en la web navarraconfidencial.com, el mismo es accesible en la dirección http://www.navarraconfidencial.com/2012/07/05/diez-mitos-nacionalistas-sobre-navarra-desmontados/ y debido al tamaño de ciertas incorrecciones, me veo obligado a escribir un artículo aclaratorio.

Hay quien pretende enarbolar una bandera de impecable Navarrismo,  con argumentos falsos y el trasfondo de un nacionalismo español cutre, anacrónico y «antinabarro», enarbolar una bandera navarrista para justificar que Navarra no sea hoy en día mas que una comunidad autónoma con ciertas leyes forales, cuando es realidad que ha sido un reino conquistado «a cuchillo», despojado de sus leyes y soberanía y pertinazmente saqueado en su independencia e identidad.

Cito los susodichos párrafos y su replica.

Los vascones, un pueblo diferenciado de la CAV

«Ya en la época romana, los historiadores diferenciaban a los vascones de sus vecinos várdulos, caristios y autrigones, que respectivamente ocupaban (aproximadamente) las actuales provincias de Guipuzcoa, Vizcaya y Alava. En todo caso los antiguos distinguían perfectamente a los vascones cuyas principales ciudades, según el historiador griego Estrabón, eran Pamplona y Calahorra. Posteriormente, ante el empuje de los vascones, los habitantes de la CAV se convirtieron en vascongados (o vasconizados).»

Las lecturas de autores como Estrabon y/o cualquier otro cronista romano no arrojan excesivas luces sobre estos aspectos, no se sabe si las tribus de los Bardulos, Caristos, Autrigones etc.. eran de filiación vascona o no, ni siquiera si los Ausci en Aquitania lo eran pero parece evidente por la toponimia que así era, y parece evidente que tanto al norte como al sur de los pirinesos habitaban varias tribus de «Euskaros», los vascones serian probablemente la tribu mas representativa y grande del pueblo Euskaro, pero eso a ciencia cierta de momento no lo sabemos. Lo que plantea el artículo realmente es que los Vascones(Nabarros) se extendieron por Gipuzkoa, Alaba y Bizkaia, claro y porque no, quizá era mas fácil por que hablaban la misma lengua, y en todos los casos viene a reconocer que los habitantes de Vasconia son todos parte de un mismo pueblo de origen prerrománico ya sea por extensión de los vascones o pro filiación cultural de pueblos euskaros.

La toponimia es la base para determinar científicamente cuales eran los habitantes de tal o cual lugar, es obviamente conocido que la toponimia de toda Vasconia salvo contadas excepciones (Deba Celta) en lugares a veces interiores y otras fronterizos es de origen Euskerico.

Pamplona, una ciudad romana

«Hablando de Pamplona, se trata de una ciudad fundada por los romanos en el año 74 AC como muestra de la temprana romanización de Navarra, muy superior a la de otros territorios vecinos. De hecho, la fundación de Pamplona y su constitución como importante emplazamiento militar supone una primera división del territorio vascón que queda profundamente romanizado al sur y alrededor de Pamplona en sus costumbres, lengua, religión y cultura. Los historiadores dudan siquiera que Pamplona se levantara sobre un emplazamiento vascón anterior llamado Iruña. Jaime Ignacio del Burgo, por ejemplo, recuerda en “Navarra. Pasado, presente, futuro” que la fundación de una ciudad por los romanos respondía a criterios urbanísticos muy reglados incompatibles con la pervivencia de otro núcleo urbano anterior. También señala que los historiadores romanos sí recogieron la existencia de ciudades vasconas que conservaron su nombre original como Calagurris, Oiasso, Andelo o Cara, cosa que no sucede con una hipotética Iruña. O que durante milenios Pamplona ha sido conocida simplemente como Pamplona sin que exista evidencia de un emplazamiento anterior llamado Iruña o según otras fuentes “Bengoda”. Pamplona es un hecho, Iruña un espectro.»

Obviamente que Pamplona era una ciudad romana esta claro, pero también lo era Dax en Aquitania (http://es.wikipedia.org/wiki/Dax), llamada Akize en Euskera y cuyo topónimo ha desaparecido, no hay reglas que avalen si en una ciudad los romanos respetaban el nombre anterior o no, hay multitud de ejemplos de ciudades a las que se les cambio en nombre por completo otras que fueron respetadas y otras que se mezclaron, hay ejemplo para todos los gustos como París capital de francia llamada por los romanos «Lutecia Parisii» (http://es.wikipedia.org/wiki/Par%C3%ADs#Etimolog.C3.ADa) y cuyo nombre latíno ha desparecido. Obviamente en nombre de Pamplona no responde sino al ego absoluto de una sola persona en este caso de «Cneo Popmeyo Magno», siendo clasificada por Estrabon como la ciudad mas importante de los Vascones, no es entendible que si no era una ciudad Vascona anteriormente los Vascones en masa acudieran a un Castro romano recién construido.

Es mas probable que los romanos como han hecho otras veces han utilizado infraestructuras para crear los elementos urbanísticos romanos.

Si ya en textos medievales (Garibay, Año 1571) se usaba la forma Iruña, Iruñe, e Iruñea, ¡como se puede citar a Iruña como un espectro! Bueno lamentable!

Las Navas de Tolosa

«El 16 de julio es el aniversario de la batalla más importante de la Reconquista. Según algunos analistas, la frontera entre España y Marruecos es la frontera mundial en la que existe una mayor diferencia económica entre ambos lados. Si se hubiera perdido la batalla de las Navas de Tolosa, esa frontera estaría en los Pirineos. Usted rezaría a Mahoma, no podría comer jamón ni beber cerveza. Se llamaría Hussein, Jamal o Benazir y quizá no podría salir a la calle sin ponerse un velo. Todo esto se decidió hace siglos a sangre y fuego, muy lejos de Navarra. Sin embargo, Navarra tuvo una participación decisiva en esa batalla. Lejos de la realidad la imagen de Navarra aislada, encerrada en sus fronteras, ajena a lo que pasaba en el resto de España. Romanizada y cristianizada Navarra, el choque frontal con el Islam refuerza en aquella época la idea de que la Reconquista y recuperación de la España cristiana es un requisito imprescindible para la paz, puesto que la paz es imposible con un frontera interna con el Islam. Un escudo de Navarra en un puente del siglo XIII en Jaén recuerda nuestra presencia en aquella batalla. Tanto hace (y más aún) que los españoles empezamos a tener un pasado común.»

Sobre los primeros párrafos no voy ni a opinar dado su absoluta incongruencia, citar que hubiese pasado 800 años después de una batalla, es un ejercicio tan estúpido como decir que si el rey visigodo Rodrigo no hubiese perdido en Guadalete en el año 711, usted hablaría Alemán, España o Iberia mejor dicho hubiese sido un germen del nazismo y Hitler hubiese nacido aquí reencarnado en Alfredo Landa.

Sobre la batalla de las navas es conocido el constante intento del españolismo de inculcarnos esa fecha como fruto de la «sacrosanta» intención de ser una grande y libre y cristiana claro, pero lejos de eso, los datos históricos avalan que las cadenas en el escudo de Nabarra no aparecieron hasta el año 1910, curioso verdad.

Las primeras referencias escritas del Escudo de Nabarra hacen referencia armoriales franceses, entre 1360 y 1370, mas de 150 años despues de las navas de tolosa, que describen el dibujo como un escudo de gules(rojo), pomelado o de blocas de oro con un rombo verde en losange (rombo verde en forma de esmeralda).

Libro de Armeria de NabarraEsta imágen es un armorial frances del siglo XVI, aparece el escudo de Nabarra junto a los escudos de las principales familias del reino. Obviamente no hay ninguna cadena ni nada por el estilo! Lo que se ve es llamado por los expertos «carbunclo pomelado». El origen del escudo tiene relación con un disco solar de 8 brazos que es un antiguo símbolo Vascón. Mas información en  http://arturorojillo.blogspot.com.es/2013/09/el-escudo-estatal-de-navarra.html

El idioma común de Navarra era el romance

«Desde mucho antes de 1512, cuando con el rey Teobaldo en 1238 se escriben los fueros, la lengua utilizado para redactarlos es el romance. No el latín como lengua culta ni la “lingua navarrorum” referida al vasco. Aunque un segmento de la población hablaba vascuence, como ahora,la lengua de uso común en la que se entendían generalizadamente los navarros, como ahora, y en la que redactaban sus leyes era ya entonces el “idiomate navarre terre”, el idioma de la tierra navarra, el idioma del Fuero General de Navarra, el romance.»

El romance Navarro era al igual que el Castellano y el Catalán un derivado del latín, si bien incluso en el siglo XVIII tenemos constancia de que las misas en Pamplona eran en Euskera, por ser el idioma hablado por su población, si incluso en el siglo XII en lugares tan remotos de Pamplona como OjaCastro en La Rioja se hablaba Vascuence con naturalidad y un merino (agente legal) castellano fue rechazado por no hablar vascuence como dice la cita.

“Esto es por fazanya que el Alcalde de Oia-Castro si le demandase ome de fuera de la Villa o de la Villa que el recudiese en Vascuence.” (http://es.wikipedia.org/wiki/Ojacastro#Rese.C3.B1a_hist.C3.B3rica)

Como no se iba a hablar Euskera en toda la tierra Nabarra.

Mas pruebas son de un texto extraído de un estudio de Gorka Lekaroz.

«De todas formas sí se constata desde antiguo la presencia de vascongados en la Ribera y la necesidad de conocer la lengua en determinadas situaciones. El veterinario zamorano Pedro López, casado y residente en Tudela, pretendió en 1535 ascender a protoalbéitar o veterinario principal del reino. Sus opositores adujeron, entre otras cosas, que no entendía el lenguaje de la tierra en la que pretendía ejercer; y que cuando hablaba con vascongados necesitaba buscar intérprete que le declarara en romance lo que aquellos le decían.

Un labrador tudelano confirmó el hecho: «quando algunos bascongados le ban a curar algunas bestias, tiene mucho trabajo por no poder entenderles (…) suele buscar hun interprete para que le diga lo que quiere o ha menester, y por ello olgaria mucho de saber hablar el bascuençe para dar recaudo a los que ban a su casa.»

Evidentemente, había flujo de euskaldunes en casa del albéitar tudelano; y a éste no le debían de faltar traductores en la ciudad cuando los necesitaba. No parece que resultara llamativo oír hablar en euskera en Tudela y su entorno durante la primera mitad del s XVI.» 

Mas info aquí.http://euskeraenvaldizarbe.blogspot.com.es/2011/04/siglo-xvii_05.html

 

Los burgos

«El 8 de septiembre se celebra cada año en Pamplona el aniversario del Privilegio de la Unión en 1423, impuesto por Carlos III para poner paz entre sus habitantes. Hace nada más que 600 años, sólo 89 antes de la incorporación de Navarra a Castilla, los habitantes de Pamplona luchaban entre sí y vivían separados en barrios fortificados. Las masacres entre ellos era recurrentes (Quema de San Nicolás, 1222; Guerra de la Navarrería,1.276…) y cada uno de los barrios fortificados, o burgos, tenía sus propias normas, su propia cultura, su propio idioma y sus propias lealtades. Se odiaban a muerte y en sus enfrentamientos buscaban apoyos externos: en Castilla y Aragón los habitantes de la Navarrería y en Francia los de San Cernin. La historia de Navarra se comprende mucho mejor cuando entendemos que la primera página no se escribe en 1512.»

Las disputas y luchas ciudadanas eran una constante en toda Europa, la existencia de Burgos diferentes era algo extendido por Europa, donde había barrios judíos, Alemanes y Francos en muchas ciudades y mas en las que eran cercanas a muchos territorios, no en vano en las actuales Bizkaia, Alaba y Gipuzkoa junto con Nabarra debido a sus alianzas existió una guerra civil en dos bandos «Oñazinos» y «Gamboinos» durante al menos 100 años. En muchas ciudades de Europa eran normales las reyertas, disputas familiares e incluso asesinatos y quema de edificios, como ejemplos toda la toscana italiana, desde el año 1300 al 1500.

Juego de tronos, o asesinatos e intrigas en Navarra antes de 1512

«Alrededor de 1450, muy poco después de los hechos anteriores y muy poco antes de 1512, tuvieron lugar en Navarra nuevos sucesos sangrientos que desmienten otra vez la idea de Navarra como una Arcadia unida y feliz y explican en cambio la división de los navarros en los sucesos posteriores. En aquella época la reina era doña Blanca de Navarra, casada con Juan II conocido después como “el Usurpador”. Ambos tuvieron cuatro hijos: Carlos, Juana (que murió siendo una niña), Blanca y Leonor. Aunque el legítimo heredero del trono navarro era Carlos, el Príncipe de Viana, al morir la reina su marido Juan  usurpó el trono y tomó para sí la corona. Esto desencadenó una guerra civil en el reino cuyas consecuencias llegarían hasta 1512. De hecho, los partidarios del heredero legítimo eran los famosos beamonteses y los del usurpador los agramonteses. Lo cierto es que en esta pequeña historia ganan los usurpadores. El Príncipe de Viana es capturado y muere posiblemente envenenado. Su hermana Blanca, legítima heredera del trono navarro después de Carlos, también es encarcelada y envenenada por su propio padre y su propia hermana, que siendo la única hija superviviente queda como heredera. La última heredera legítima, Blanca, había nombrado sucesor en su testamento a Enrique IV, rey de Castilla, para evitar que la corona recayera en sus asesinos. Todo esto pasa antes de la incorporación de Navarra, muestra la crueldad de la época, explica por qué los navarros estaban divididos entre agramonteses y beamonteses, los cuales fueron perseguidos a partir de aquellas fechas, y por qué la mayoría, cuando se presentó la oportunidad, renegó de los reyes existentes y asumió como una liberación el incorporarse mediante un acuerdo como reino independiente a la corona de Castilla.»

Estas intrigas palaciegas contadas en versión resumida poco tienen de verosímiles cuando se omiten datos relevantes que merecen un capítulo aparte, pasar por alto las distintas rebeliones post 1512 existentes en Nabarra resulta tendencioso como lo es mezclar intrigas palaciegas de nobles con estómagos mas o menos agradecidos con la voluntad popular y el interés y patriotismo de la ciudadanía, lamentablemente en esa época no había muchas opciones para la manifestación de cualquier deseo que no fuesen reprimidas con la violencia. Creo que el despropósito y tendencioso articulado de este párrafo no merece mas comentarios.

Quienes nos invadieron eran los vascos

Probablemente el capítulo más ridículo de la recreación nacionalista de la historia de Navarra es el de presentar los sucesos de 1512 como un conflicto entre vascos y castellanos, o el de incluir ikurriñas en aniversarios como los de Noáin o Amaiur en el bando de los navarros derrotados. Pues bien, el grueso de las tropas de Fernando el Católico lo componían vizcaínos, alaveses y guipuzcoanos. De haber estado la ikurriña en algún bando, siempre sería en el del “invasor” castellano. Uno de los exponentes más claros es la famosa Batalla de Velate en la que los guipuzcoanos, atacando al ejército franco-germano-agramontés en retirada, capturaron 12 cañones que pasaron durante siglos al escudo de Guipuzcoa. Es absurdo utilizar 1512 para vender bajo la ikurriña la unión de los vascos frente a los castellanos o para presentarlo como un conflicto entre los vascos y España. Guipuzcoa borró los cañones del escudo en 1979 en un vano intento de reconstruir la historia. El colmo de la alteración de la historia es que haya quien vaya a recordar a los derrotados de Amaiur o Noáin portando… ¡ikurriñas!

El autor del citado blog urde continuas invenciones no contrastadas ni apoyadas en  ninguna fuente histórica, es bien conocido que los beaumontesa de Nabarra fueron apoyados por la facción Oñacina mas ampliamente distribuida en Gipzukoa, pero no exclusivamente allí, mientras que los agramonteses fueron apoyados por la facción Gamboina de los Gamboa, mas distribuidos en Alaba y Bizkaia pero no exclusivamente allí.

Esa guerra civil en Nabarra por poner a uno u otro rey lo fue también para los habitantes de la CAV y tantos «Vascos» de Bizkaia, Alaba y Gipuzkoa murieron tanto por invadir Nabarra como por defenderla, el mito Españolista casposo de que los vascos invadieron Nabarra es imposible de sostener cuando se acude a cualquier fuente historiográfica, la moraleja es que los vascos peleándonos entre nosotros perdimos al final lo único que nos daba legitimidad, un reino.

http://es.wikipedia.org/wiki/Agramonteses

http://es.wikipedia.org/wiki/Gambo%C3%ADnos

Tantos vascos murieron por Nabarra como contra Nabarra siendo aquellos Bizkainos, Gipuzkoanos, Nabarros o Alaveses.

El alarde de Irún, o cómo celebrar en la CAV lo que se lamenta en Navarra

El Alarde de Irún conmemora la Batalla de San Marcial librada el 30 de junio de 1522. Esta batalla tuvo lugar, en el marco de las incursiones francesas apoyadas por Enrique II de Navarra, entre la Batalla de Noáin (1521) y la toma del Castillo de Maya (julio de 1522). La contradicción evidente es que el nacionalismo vasco lamenta en Noáin la derrota del mismo ejército franco-agramontés que la semana siguiente celebra con entusiasmo en el Alarde de Irún.

El alarde de Irun celebra como cita su propia página web la batalla librada ese día entre un grupo de 3.500 alemanes y 1.000 labortanos, todos mercenarios, enviados y pagados por la corona Francesa, de hecho celebran el haberse librado de lo que supone ser conquistado por un tercero y mas cuando es formado por mercenarios, es decir violaciones asesinatos etc..

 

El mapa mítico

Los territorios dela CAV han dependido del rey de Pamplona o de Navarra en algún momento de su historia, o pertenecido en algún momento de su historia al Reino de Navarra, pero nunca a la inversa, al igual que muchos otros territorios y nunca de la forma en que aparecen en el mapa nacionalista. Vizcaya sólo ha pertenecido a Navarra dos veces: entre el 1029 y el 1076 y entre el 1123 y el 1134. Es decir, un total de 58 años en un reino milenario. Pero es que en esas mismas fechas también La Rioja estaba unida a Navarra o Navarra unida a Aragón, a pesar de lo cual son territorios omitidos arbitrariamente del mapa nacionalista.

Siendo el primer señor de Bizkaia Eneko Lupiz, y existiendo «tenentes» del  reino de Nabarra en Alaba, Gipuzkoa y Bizkaia durante siglos creo que las fechas exhibidas se quedan cortas, en todo caso y sin entrar en lo histórico el mapa «nacionalista» segun el autor no es sino el mapa de los territorios forales que por su singularidad deberían en mi opinión formar un gobierno único y fuerte que defienda y sobretodo amplié sus derechos en las cortes españolas, es obvio que asuntos como el IVA de Volkswagen demuestran que una Nabarra sola es como una Bizkaia sola, incapaz de hacer fuerza para defender sus legitimas leyes forales.

Navarra independiente no existe en Francia

La incorporación de la Baja Navarra a Francia es un asunto mucho menos conocido que el de la incorporación a Castilla. La explicación de este hecho acaso sea porque la alternativa a la incorporación a Castilla no fue la independencia de Navarra sino la incorporación a Francia. Es evidente que no existe un estado navarro independiente al sur de Francia. La monarquía Navarra de los Foix sobrevivió en el territorio de Baja Navarra en la persona de Catalina de Foix, sucedida por Enrique II, Juana III y Enrique III en 1572. La figura de Enrique III resulta extraordinariamente relevante puesto que, siendo rey de la Baja Navarra, recayó también sobre su persona el trono de Francia. Todos hemos escuchado alguna vez la expresión “París bien vale una misa”. Pues bien, esta frase que ha pasado a la historia fue acuñada por Enrique III. Su madre y predecesora en el trono navarro, Juana III, se había convertido al calvinismo, imponiendo esta creencia como religión de estado a la Baja Navarra. Una imposición, por otra parte, contraria al sentimiento mayoritario de sus súbditos navarros y ejecutada a sangre y fuego. Una serie de circunstancias, sin embargo, convirtieron posteriormente a su hijo y rey de Navarra, Enrique III, en heredero al trono de Francia. En la tesitura de tener que mantener el calvinismo o hacerse católico para acceder a la corona francesa, ante caramelo tan goloso fue cuando pronunció la famosa frase de que “París bien vale una misa”, se hizo católico y reinó en Francia. La coronación de Enrique III de Navarra como Enrique IV de Francia, de facto, supuso la práctica incorporación de Navarra a la corona francesa. En cualquier caso, la unión de la Baja Navarra y Francia es indiscutible a partir de 1620 cuando el hijo y heredero de Enrique IV, Luis XIII, interviene militarmente en el Bearn-Baja Navarra al negarse el Consejo de Bearn (calvinista) a restituir la libertad religiosa. Muy posteriormente, en 1790, la llegada de la Revolución supuso además la reorganización administrativa de Francia, la creación del Departamento de los Bajo Pirineos y, más recientemente, el de los Pirineos Atlánticos, con la consiguiente disolución administrativa del antiguo reino navarro de ultrapuertos. Volviendo al principio, la alternativa a la incorporación a Castilla no fue la independencia de Navarra sino la anexión a Francia. Ni Francia ni España fueron los bastante fuertes como para mantener una posición más allá de su lado de los Pirineos.

Obviamente no existe, como llego a dejar de ser Nabarra esta ampliamente documentado, si bien si vas al Hostal Maitia de Saint Jean de Pie de Port y preguntas que se sienten te dirán que Nabarros, la historia de Nabarra no es la de un reino que tuvo que elegir España o Francia, es la de un reino conquistado y desaparecido, convertido en Virreinato y luego en comunidad autónoma, despertad de ese letargo, pues os han robado lo que teníais.

La ikurriña, un invento de antesdeayer

La ikurriña, por su parte, se trata de una bandera creada de la nada en un café tan recientemente como en 1894 por los hermanos Luis y Sabino Arana. Inicialmente fue diseñada sólo para Vizcaya y sólo como bandera del PNV. Su fondo rojo refleja el color de la bandera vizcaína al cual, acaso por inspiración de la “Union Jack” británica, se le suman algunos elementos simbólicos como la cruz blanca y las aspas verdes, significando respectivamente la religiosidad de los creadores y una alusión a los fueros de Vizcaya a través del Arbol de Guernica. Siendo las comparaciones odiosas, se trata, sin embargo de una de esas curiosas ocasiones en las que, como en el caso de la URSS o la Alemania nazi, la bandera de un partido político concreto ha llegado a convertirse en la bandera de toda una población o incluso, como aspiración, en la de un estado. Fue adoptada en 1936 por el gobierno vasco y de nuevo en 1979 como bandera de la CAV. En Navarra es la bandera del nacionalismo vasco y carece de vinculación alguna con la historia de Navarra.

Teniendo en cuenta que la bandera de España no se uso como tal hasta 1790, la bandera de Navarra de las cadenas no fue usada hasta 1910, y muchas banderas Europeas no tienen siquiera 150 años, que la ikurriña tenga 120 al menos es algo entendible, sobretodo por que la ikurriña y el nacionalismo vasco o vasquismo no es sino la respuesta a la desaparición de gran parte de los fueros y leyes propias de los territorios forales, defendidos durante 3 guerras carlistas, sin ilustrados en Madrid cambiando el «status quo» no hubiese habido guerras carlistas y muy probablemente ikurriña.

2 comentarios en “Once mitos nacionalistas (españoles) sobre navarra desmontados

  1. Montejurra dijo:

    Perdona amigo Vasco. Se te ha escapado un «naVarra» en el ultimo párrafo, igual quieres cambiarlo. No vaya a ser que te tachen de españolista…. (¿Que vergüenza no?) Huy ese subconsciente, que nos traiciona. Claro seguramente seas victima de un adoctrinamiento cultural españolista de ahí esa curiosa «errata».

    Un saludo y a seguir oprimiendo a todo aquel que no piense como tu.

    Responder
    • admin dijo:

      Hola Montejurra!, gracias por la V pero no es ninguna errata, Navarra con V la solemos utilizar cuando hablamos de esa navarra sumisa a España, esa navarra indolente que se resigna a ser una comunidad autónoma, ahora sin caja de ahorros.. Nabarra con B es esa Nabarra que pelea por mantener sus libertades, leyes, fueros, cultura, idioma y origen!…

      Por otro lado no termino de entender que la frase de despedida siquiera mencione la opresión, donde esta la opresión en este sitio web y en este proyecto?, aquí se habla de crear, de decidir, de dar la palabra a los ciudadanos, de unirnos los ciudadanos de los territorios forales en un gobierno común que nos represente en Europa, solo de eso!… Que opresión es en pedir ser libre!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *