Saltar al contenido

Por qué Sí?

No estoy seguro de que las palabras de este articulo resuman todo el andamiaje del pensamiento de Vasconia SÍ, pero al menos serán un reflejo.

Estoy harto…. estamos hartos… quién escribe, y quién conecte con estas lineas y seguramente otros que para nada conectan con este discurso, estoy harto de este país de corruptela y sainete perpetuo, ver el desparpajo en la mentira de los miembros de la casa real nos descubre que este es es solo el acorde final de la magna obra creada por el españolismo desde hace casi 200 años con sus diferentes inventos políticos.

Las personas en España, los españoles de a pie viven anestesiados, los tiempos de la indignación acabaron, antes era muy refrescante llevarse las manos a la cabeza con cada nuevo escándalo, ya ni siquiera el gesto, lo hemos visto en las pasadas elecciones, un partido con más de 300 imputados en diversos casos de corrupción, tramas corruptas por doquier, todos los tesoreros imputados y cuantiosas pruebas de exagerada corrupción ha obtenido el mayor respaldo del mapa político. Este aspecto es el realmente insalvable, no hay futuro, no hay posibilidad de casos de corrupción mas claros y espeluznantes que los vividos para pensar en un cambio del voto, y siete millones y medio no lo han hecho… “All is lost” sería una buena frase para terminar el párrafo.

El otro día comentaba un conocido, fanático seguidor del PP, “Y eso a ti ¿en que te afecta?”, la verdad la corrupción te puede afectar mucho, poco o nada, a mi me afecta a mi orgullo, yo quiero tener un país que no este lleno de ladrones!, quiero sentirme orgulloso de como se maneja el dinero y sentir que mi país me representa cuando citan mi nacionalidad en otro lugar del mundo…. Esto no lo vamos a encontrar en España, es ya un país decadente, la decadencia no empezó con Rajoy, empezó el día que España dejo de ser un “inter pares” de nacionalidades, reinos y provincias forales para pasar a ser un “engendro” de entramado constitucional.

Un “engendro” que ha ido mutando durante doscientos años pero que hoy, es un vasto imperio de la corrupción. En España en el año 78 primó mas el “café para todos” para que vascos y catalanes no pensasen que tenían mas que los demás que los criterios de funcionamiento, viabilidad y ahorro. Se crearon 51 diputaciones (que ya varios se quieren cepillar), autonomías sin historia diferenciada (La Rioja, Cantabria, Madrid) con presidentes de pega forrados de amigos de pega, se crearon leyes para fomentar el bipartidismo, para financiar partidos que pagan 50 millones de euros en sueldos al año (PP, PSOE), se blindó la monarquía para que hiciese y comisionase a placer, junto a otras tantas medidas del estilo.

Este es el panorama es lo que hay y no lo vamos a cambiar, no hay lugar a hacerlo, somos pocos apenas 3 millones en los territorios forales, y creo que los vascos nos perdemos la oportunidad de crear algo de verdad bueno, si esto de España ya no nos vale porque no creamos algo nuevo, sabemos hacerlo, tenemos todo lo que necesita una nación para ser considera nación por las demás naciones de Europa, porque no crear un pequeño gran lugar para vivir, un espacio pionero en libertad y derechos humanos, un lugar donde se creen leyes que asombren al mundo, donde convivan el castellano y el euskera como la magia de la riqueza del pueblo de los vascones, la jota y el aurresku, la ribera, la llanada y la montaña.

En la vida no sabes lo que te pierdes hasta que no lo tienes, y los vascos tenemos la posibilidad de unir nuestros territorios forales en un solo gobierno y negociar con Madrid que queremos y como lo queremos, nadie en España puede decir a Navarra que no tiene derecho a decidir su futuro, un Reyno conquistado y pasado a cuchillo..

Podemos hacerlo…. no queremos tener un imperio colonial, solo un gran sitio del que sentirnos orgullosos, y que nos represente, España no nos representa, no es nuestro país, no es un lugar donde los valores del pueblo vasco tengan cabida, y hoy en día es un freno al desarrollo económico y humano de los vascos.

Cuando un pueblo quiere algo, no hace falta pelear sino con la mas absoluta obstinación, no hacen falta pistolas, ni banderas ni colores de ropa uniformizantes, solo hace falta creérselo y convencer al que tienes al lado, y que ese convezca al siguiente, porque este no es un movimiento anclado en los orígenes, ni en de donde has venido sino a donde vamos… juntos.

Vasconia Sí, Vasconia ya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *