Saltar al contenido

Uxue o Javier

El domingo llega el esperado dilema, con respeto a todos los grupos políticos, incluyo en este articulo a quienes mas cerca están de gobernar Navarra y que engloban dos tendencias, dos formas de entender la vida y dos formas de entender lo Navarro.

Javier

Javier es un hombre de mensaje caduco, lo intenta, le pone ganas, pero le falta creerse su historia de los vascos malos y de que él lo va a hacer bien, dibuja en su imaginación un enemigo virtual al que arrojar los mas finos dardos, eso es malo y a la postre aburrido.. pero es peor, si como él sabe, el enemigo no existe y es tu partido el que ha dejado la nación Navarra en la ruina.

Sus argumentos no se los cree ni el y se le nota, dejar a Navarra sin caja de ahorros y luego echarle la culpa a que «pasa en todas partes»….. para eso estabaís ahí, para que no pase!

Javier  piensa que Navarra no da mas de si porque no es suya aún, porque se lo han dejado tocado sus amigos de UPN y debe vender la burra del enemigo vasco para sostener su mediocre papel, es ese Navarro que no cree en Navarra sino en España…, es ese español que se dice Navarro que aparta y margina a Navarra de los territorios forales por miedo a que su creación deje de ser lo que el quiere, ese producto que han tejido durante años.

Javier suele decir acalorado en los debates esa mañida frase de «queréis que Navarra deje de ser Navarra», el problema es que Navarra ya dejo de ser Navarra hace siglos y si algo quieren otros como Uxue es que Navarra empiece a ser Navarra.

Estoy seguro de que Javier ama a Navarra, a la Navarra que el quiere, la de los enemigos imaginarios y los gigantes y cabezudos que farfullan algo en Euskera y le acosan por las noches, pero el sabe que NO es verdad, sabe que han dilapidado muchas buenas oportunidades por su política temerosa y ramplona.

Javier sabe todo esto, pero aún no sabe que nadie se lo cree, querría tener toda su vida a ese Navarro obediente que asiente con la cabeza cuando le hablan de los vascos malotes, pero el cuento del enemigo vasco ya no hay por donde colarlo, Navarra quiere hablar con sus vecinos y progresar con ellos en el desarrollo foral.

Uxue

Uxue ama Navarra, se palpa, se ve como pelea cada encuentro, empezando desde abajo, desde convencer al vecino puerta a puerta, quiere rendir su vida por un sueño que esta en los votos de los Navarros. Rebosa frescura en sus ganas de dar algo nuevo y transmite que cree en que puede hacerlo mejor, ha tenido paciencia y ha sabido que es la oposición.

Uxue lleva en su forma de entender lo Navarro, a la Navarra libre, la que NO se ha conmovido y alegrado con que le «regalen» un amejoramiento y le pleiteen luego cada ley en el tribunal constitucional como ocurre hoy en día, lleva a la Navarra que aspira a más. Quiere portar mas esencia de lo Navarro, de su génesis y para ello no huye de lo Vascón, de lo realmente Navarro y de su naturaleza, no se muestra escapando de la «Lingua Navarrorum» sino que la aprecia.

Uxue es esa Ama, esa madre que ama su hijo y se alegra cuando gana y sufre cuando pierde, es esa madre que recoge a un hijo arruinado, confundido y lo arropa, es esa madre que merece una oportunidad, por que quiere dar lo mejor, es esa madre que sabiendo que su hijo esta en la ruina va a pelear sin rechistar por encontrar algo. Es esa Navarra que no tiene miedo a temores imaginarios porque Navarra por su propia naturaleza no se avergüenza de su origen vascón, ni de su milenaria cultura e idioma, sino que esta orgullosa de ello.

A Navarra le hace falta un nuevo guía, una persona sin miedos ni maximalísmos ininteligibles, sin miedo a pactar y sin ese miedo a dejar de ser, Navarra no puede dejar de ser, es y será y lo ha de hacer de mano de personas nuevas, de políticos que entiendan que negarse a colaborar y despreciar a terceros por su propio miedo no lleva sino a la ruina. Navarra necesita políticos pactistas y seguros no personas dominadas por el miedo al avance de la «lingua navarrorum».

Uxue debe ganar y debe hacerlo bien, sin ambages, ni cálculos y llevar a Navarra a su lugar, acabar con la mediocridad del miedo a ser, y empezar a ser Navarra otra vez!

Viva Navarra, Gora Nabarra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *